Blog Posts

post-thumb-single
15 June
0

FACTORES QUE PUEDEN INFLUIR EN EL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es un trastorno de origen multifactorial. En la práctica médica diaria con niños y adolescentes con TDAH los profesionales observamos que existen algunos factores que pueden influir en el diagnóstico y en el tratamiento de estos niños. Dichos factores requieren de nuestro “filtro profesional” a la hora de establecer un diagnóstico acertado y  valorar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Por ejemplo, en un es­tudio realizado en Canadá en niños con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años encontraron que los niños nacidos en el mes de diciembre tenían un 30% más de riesgo de ser diagnosticados de TDAH y un 41% más de ser tratados farmacológicamente que los que habían nacido en el mes de enero. En el caso de las niñas, el incremento del riesgo era de un 70% y un 77% respecti­vamente. Los autores del estudio concluían que la relati­va inmadurez de los alumnos nacidos al final del año de un determinado curso en relación a sus compañeros nacidos a principio de año los expone a un diagnóstico inapropiado y aumentaba la frecuencia de precisar tratamiento farmacológico.

Otros factores que pueden influir en el diagnóstico y en el tratamiento del TDAH son los  factores ambientales a los que están expuestos los niños y adolescentes. Dentro de estos factores podemos destacar el patrón del sueño, la dieta, el ejercicio físico, la exposición a pantallas electrónicas (televisión, ordenadores, videojuegos) o las características socio-económicas familiares.

En un estudio sueco sobre condiciones sociales adversas en el  diagnóstico y tratamiento de TDAH encontraron que los niños en edad escolar procedentes de familias desfavorecidas socialmente (con bajo nivel edu­cativo maternal, familias monoparentales y/o familias que reciben prestaciones sociales) presentaban  mayor riesgo de recibir tratamiento farmacológico para el TDAH.

Otro factor que puede favorecer el aumento de consumo de tratamiento farmacológico en TDAH  puede ser el económico. En Estados Unidos, tanto el modelo educativo como el sistema sanitario, tienden a favorecer los tratamientos farmacológicos frente a los tratamientos de conducta y /o a la psicoeducación, ya que el tratamiento farmacológico resulta más económico que el conductual. En nuestro país esta situación puede ser comparable. Aunque el precio de los tratamientos farmacológicos puede parecer elevado, el gasto que puede generar un tratamiento con psicoterapia y/o psicoeducación es mayor.

En otros casos el profesional puede verse presionado por las expectativas que tiene los padres en el niño superiores a las capacidades reales del menor, o por las posibles dificultades de manejo en el aula por parte del profesorado (inexperiencia, hastío, falta de motivación, etc) que pueden favorecer el inicio más temprano en el tratamiento farmacológico.

Por todo ello, el profesional que diagnostica y trata el TDAH debe estar preparado y conocer estas peculiaridades y factores que pueden influir en el diagnóstico y en la decisión de iniciar o no un tratamiento farmacológico. Dicho profesional deberá evaluar todos los factores que están influyendo en la sintomatología que presenta el niño o adolescente para tomar la decisión más adecuada en cada caso.

0 comments

There are no comments in this article, be the first to comment!

Leave a Reply

Normas del Blog

Todos lo contenidos de los comentarios serán supervisados por el administrador del Blog antes de su publicación. El administrador se reserva el derecho de publicar o no su contenido en el caso en el que no se respeten las condiciones señaladas en el apartado legal de este blog.